De parejas y fusiones

De todos es bien sabido que en épocas de crisis muchas empresas optan por la fusión o la adquisición de otra organización del mismo sector para hacerse más fuerte. Este tipo de estrategias, lejos de parecer inusuales son más comunes de lo que parecen. Según la RAE, una fusión entre 2 o más organizaciones es la integración de varias empresas en una sola entidad, que suele estar legalmente regulada para evitar excesivas concentraciones de poder sobre el mercado. Una modalidad, por tanto, que lleva a unir patrimonios.

A lo largo del año 2013, hemos visto varias fusiones. Algunas más sonadas han sido las siguientes:

  • American Airlines vs. US Airways. Estas dos aerolíneas dieron el paso en febrero. No obstante, no fueron las primeras ya que Delta con Northwest, United con Continental y Southwest con Airtran fueron otras parejas que se fusionaron  en 2008, 2010 y 2011 respectivamente. Saber más.
  • Penguin vs. Random House. Su unión se aceptó en abril, pues la sombra del monopolio dejaba en entredicho la libre competencia del sector editorial y por eso tardó algo más. Después de varios estudios, la Comisión Europea dio el visto bueno a esta fusión. Saber más.
  • Bayer vs. Conceptus. La farmacéutica alemana compró el laboratorio estadounidense por 852 millones de euros. Saber más
  • Aragofar vs. Vascofar crearon, hará pocas semanas, el grupo Novaltia. Una cooperativa con sede en Zaragoza que obtiene el sexto puesto como distribuidora farmacéutica en España por cuota de mercado. Saber más.
  • Omnicom vs. Publicis. Esta última ha sido el bombazo de este último fin de semana (27-28 de julio de 2013) Con esta fusión, la cual todavía tiene que ser aprobada por  las autoridades de la competencia, se prevé como el primer grupo mundial en publicidad. Saber más.

Al principio de las fusiones se crean muchas dudas y desconfianzas, sobre todo en accionistas o socios. Pero si explicas debidamente las ventajas y los porqués a través de una buena estrategia comunicativa y con la información necesaria, la fusión no sólo puede ser un negocio rentable sino un éxito comunicacional.

Aunque España sigue aprendiendo en la importancia de las RRPP en la organización, todavía hay algunas gerencias que tachan la misma de superflua y de prescindibles. Cierto es que hay dos grandes estrategias: comunicar o no comunicar. Pero obviando la segunda ya que es un oxímoron en el caso de una fusión porque siempre tendrás algo que decir cuando te pregunten, la primera debe estar dentro de un plan de comunicación donde se establezca, en un mapa de públicos: el qué, a quién y con qué objetivo informar.

La buena comunicación crea vínculos y compromisos. La mala comunicación crea desconcierto, desconfianza y falta de transparencia. Sólo hay que elegir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s